Rebaja alquiler local negocio Llado

LOCALES DE NEGOCIO ARRENDADOS: REBAJA DEL ALQUILER POR CAUSA COVID19.

El Gobierno de la Generalitat de Cataluña ha aprobado, mediante el Real Decreto nº 34/2020 de 20 de Octubre, una rebaja de hasta el 50% el alquiler de los establecimientos y locales comerciales que tienen prohibido desarrollar su actividad por las restricciones para prevenir los contagios de Covid-19.

El RD pretende preservar la voluntad de las partes para pactar, mientras duren las limitaciones para abrir los establecimientos y/o explotarlos con normalidad, una nueva renta para facilitar el mantenimiento de los negocios y evitar su cierre, pero incluye nuevas reglas en el caso de no alcanzarse un acuerdo entre las partes.

En caso de no alcanzar un acuerdo entre la propiedad y el arrendatario,  se articula, automáticamente, una tasación preestablecida que incluye diferentes porcentajes de rebaja en función del grado de afectación sobre el negocio que hayan tenido las medidas para frenar el coronavirus.

Se justifica esta medida en la necesidad de distribuir el coste económico de las medidas para frenar la pandemia y hace que no recaigan solo sobre los arrendatarios (negocios).

Las medidas serán efectivas desde el momento en el que el arrendatario pida al propietario una modificación del contrato. A partir de ese momento se inicia el periodo de negociación y el arrendador no puede pasar facturas al inquilino hasta que se llegue a un acuerdo o se aplique la rebaja establecida.

El Decreto Ley establece que en el caso de las actividades que tienen suspendida su actividad, la renta y los gastos se reducen en un 50% frente a las vigentes mientras dure esta situación. El arrendatario puede exigir al propietario que se cobre las rentas y otros gastos vencidos de las garantías que obren en su poder, excepto de la fianza legal obligatoria.

En caso de restricción parcial de la actividad, las rentas se deben reducir en una proporción igual a la mitad de la pérdida del espacio útil del inmueble, medida tanto en aforo como en horarios.

La entrega a domicilio o recogida de productos en la tienda no afecta estas las reducciones previstas.

Si las restricciones al alquiler impuestas en esta normativa se alargan más de tres meses, el arrendatario podrá rescindir el contrato sin penalización, siempre que realice el preaviso con una antelación de un mes.

Dichas medidas no contemplan ningún aspecto respecto a la renovación de los contratos a su vencimiento y, por tanto, en caso de contratos que venzan en breve, la capacidad de negociación del arrendatario, según lo dispuesto en este Real Decreto, puede quedar coartada pues existe el riesgo que a la extinción del contrato, el propietario no renueve el contrato o pretenda unas condiciones más severas.

Des de Lladó Grup Consultor podemos asesorarle respecto a cualquier problemática derivada del contrato de arrendamiento.

Lladó Grup Consultor

Joan Lladó Chimenis

Abogado – Área Jurídica