Proteccio imatge corporativa empresa LLado

PROTECCIÓN DE LA IMAGEN CORPORATIVA DE LA EMPRESA

Existen principalmente tres signos distintivos que ayudan crear la imagen corporativa  de la empresa: el logotipo, la maca y el nombre comercial.

El logotipo de la  empresa puede protegerse por la vía de los derechos de autor (propiedad intelectual), puesto que se considera como una obra plástica ya que  su creador, por el solo hecho de serlo, es el titular de sus derechos de explotación.

La protección del logotipo como obra de propiedad intelectual dura toda la vida del autor más setenta años desde su muerte.

La denominación de la empresa inscrita en el Registro Mercantil es el nombre con el que se relacionará con terceros en su tráfico jurídico, y esta denominación no es lo mismo que la marca o el nombre comercial.

La marca es el signo que distingue los productos o servicios de la empresa respecto de los productos o servicios de otras.

El nombre comercial es el signo que identifica a la empresa a efectos comerciales. El nombre comercial puede coincidir con la denominación social, pero también puede ser distinto.

Para obtener una máxima protección de la imagen de la empresa no basta con proteger la denominación social que ya constará inscrita en el Registro Mercantil, sino que conviene registrar la marca y el nombre comercial en la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM). La marca se registra para una clase de productos y servicios, por lo que pueden registrarse marcas idénticas si designan categorías de productos y servicios distintos.  Si se inscribe una “marca nacional”, la marca quedará protegida sólo en España, si en cambio, se registra una “marca de la UE”, tendrá efectos en todos los países de la UE. Existe la posibilidad de solicitar el registro de la marca de forma agrupada y por tanto en una única solicitud la marca quedaría protegida en diversos países. Esta opción de registro debe tramitarse  a través de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual ( http://www.wipo.int/portal/es ).

El registro de la marca debe renovarse cada diez años y la falta de uso de la misma durante cinco años puede suponer la pérdida de la protección registral.

La denominación social, el nombre comercial y la marca son independientes del nombre de dominio, que debe registrarse aparte. A la hora de hacer este registro se puede consultar si un dominio está disponible en http://www.dominios.es/dominios/es/busca-tu-dominio , pero lo más aconsejable es utilizar los servicios de un profesional experto.

A Lladó Grup Consultor li oferim l’assessorament d’un equip de professionals especialitzats per identificar els seus interessos i necessitats.