INCENTIVOS PARA SOCIEDADES Y AUTÓNOMOS

Si su empresa es de reducida dimensión (factura menos de diez millones de euros) y desarrolla una actividad económica (sociedad o autónomo), tiene derecho a aplicar los siguientes incentivos fiscales:

  1. Libertad de amortización. Si adquiere algún ACTIVO FIJO NUEVO y además aumenta su plantilla media de trabajadores, podrá amortizar dicho activo libremente (incluso todo su importe de golpe).

Tiene que comparar el incremento de plantilla media de los dos años anteriores y los dos siguientes.

La cuantía máxima de inversión por cada persona de aumento de plantilla son 120.000€ de posible amortización.

  1. Amortización acelerada. También tiene derecho a amortizar sus activos nuevos según el porcentaje que resulte de multiplicar por 2 el coeficiente máximo de tablas, sin necesidad de incrementar su plantilla de personal.
  2. Deterioro. Aunque no tenga morosos para deducir, podrá hacerlo como gasto por deterioro, un 1% de su saldo de clientes a 31 de diciembre.
  3. Como autónomo. Si adquirió algún activo nuevo, podrá aplicar una deducción en la cuota de su IRPF de hasta el 5% de dicha inversión.

Son ahorros de impuestos que puede disfrutar.

Lladó Grup Consultor le ofrecemos un equipo de expertos para su asesoramiento en incentivos fiscales.

Josep Cid Dacosta

Socio-Economista