Cautelas administrador sociedad

CAUTELAS A CONSIDERAR POR TODOS LOS ADMINISTRADORES

Los socios le han pedido que sea el administrador de la sociedad y que se encargue del día a día a cambio de una remuneración, y ya es conocida la variedad de posibles responsabilidades que puede asumir un administrador, como son las tributarias de todos los impuestos ante Hacienda en el caso que la Sociedad no los pague.

Por eso tiene que protegerse y tomar cautelas, sobre todo si su participación es inferior al 50% del capital, ya que al no controlar la sociedad el resto de socios pueden cesarle como administrador y no tendrá derecho a la indemnización por despido ni a la prestación por desempleo y esto aunque cotice por el desempleo, ya que sería necesario desde 2019 que cese en sus funciones y que la empresa esté en causa de disolución o tenga pérdidas por importe superior al 10% de sus ingresos.

Esto pasa cuando el administrador tiene al menos el 25% del capital y ejerce funciones de dirección y gerencia, porque la Seguridad Social presupone que tiene control y ha de darse de alta en el Régimen de Autónomos (RETA), y su relación con la empresa es de carácter “mercantil” y no laboral.

Por eso le aconsejamos que sus condiciones de “trabajo” queden claramente reguladas con un contrato con la sociedad, en el que se establezcan los servicios que va a prestar, en qué casos se podrá extinguir su relación con la sociedad, y cuál va a ser la indemnización a su favor si eso sucede. Además, solicite que el contrato se apruebe en una junta de socios.

Cuídese de que las diferentes retribuciones por ser administrador, de dirección y gerencia consten en los estatutos de la sociedad para tener cobertura legal, y así evitará que algún socio en el futuro le exija la devolución de las cantidades cobradas.

Cualquier otra función que realice en la sociedad aparte de las anteriores (agente comercial, director financiero, transportista, etc.), exija que se apruebe en Junta General de socios.

El exceso de confianza puede provocar sorpresas desagradables. Ocúpese de sus intereses.

En Lladó Grupo Consultor nuestros profesionales fiscalistes, jurídicos y laborales le pueden asesorar en una revisión de todas estas cuestiones y evitar riesgos innecesarios.

Josep Cid Dacosta

Socio-Economista